Prev Next
Héctor Olivares, el Doctor Endorfino

  La risoterapia es, primero, alegrar a los pacientes que están hospitalizados y segundo, que se alivian.      

Comentarios 13 Dic 2012 Sociedad

Buscando una ética para la sociedad digital.

  La proliferación de los medios de comunicación informáticos ha propiciado que en la última década se conformen nuevas dinámicas de socialización    

Comentarios 10 Oct 2012 Sociedad

Atletas del ritmo

  Desde hace algunos años, en las calles de algunas colonias y barrios de León se ha hecho común ver a grupos de jóvenes practicando break dance.    

Comentarios 28 May 2012 Sociedad

Rugidos y lágrimas.

  Una reflexión sobre la vivencia del futbol en una ciudad donde las ofertas recreativas y culturales son escasas.    

Comentarios 19 Dic 2011 Sociedad

El reflejo de… Tony Karam.

  ¿Cómo se debe de vivir una adolescencia sana? ¿Cómo se fomenta un buen convivio familiar? ¿Cuál es su postura? El reflejo de Tony Karam.  

Comentarios 02 Sep 2011 Familia

Relaciones y adolescentes.

  ¿Estamos preparados para orientarlos y educarlos en el manejo de su sexualidad?  

Comentarios 02 Sep 2011 Familia

Adolescentes: Más allá de la protección.

  Lo que llamamos sobreprotección puede conducir a un desarrollo patológico en los hijos.  

Comentarios 02 Sep 2011 Familia

Los adolescentes y su sexualidad.

  La adolescencia marca un periodo privilegiado en la tarea de desarrollarse emocionalmente y aprender a vivir la sexualidad.  

Comentarios 02 Sep 2011 Familia

Bullying: ¿Quién tiene la solución?

  Un fenómeno de conducta social que está dañando a niños y adolescentes.  

Comentarios 29 Ago 2011 Sociedad

La tarea de ser padres.

  El reto de la paternidad y el proceso de aprender a educar.  

Comentarios 19 Ago 2011 Familia

Tribus urbanas.

  Los motivos e importancia de los grupos subculturales en la formación de la identidad.    

Comentarios 19 Ago 2011 Sociedad

Ejercitándose para la adolescencia.

  Una breve guía para recordar, entender y afrontar como padre, el complicado proceso de la adolescencia en los hijos.  

Comentarios 19 Ago 2011 Sociedad

La enfermedad social escondida en la evasión y la aceptación.

  Resguardado en el marco de la convivencia social, el alcoholismo se ha convertido en uno de los principales problemas de salud pública en Guanajuato.    

Comentarios 18 Jul 2011 Sociedad

Los límites del cuerpo: Obesidad y anorexia.

  Históricamente, las condiciones socioculturales han determinado los requerimientos y cánones físicos que se espera sigan los miembros de una sociedad.    

Comentarios 07 Jul 2011 Sociedad

Suicidio: un fenómeno más allá de la salud mental.

  El suicidio es un hecho que se presenta de manera alarmante hoy en día. ¿Qué se hará para enfrentar dicha situación que involucra a toda la sociedad?  

Comentarios 30 Jun 2011 Sociedad

Navegante de mi propio criterio.

  La importancia de la formación crítica en la sociedad ante la titánica oferta mediática de la actualidad.    

Comentarios 26 May 2011 Sociedad

Save The Children.

  Violencia infantil desde la perspectiva de la fundación Save the Children México, Región Guanajuato.    

Comentarios 09 May 2011 Sociedad

La globalización y la persona actual.

  Reflexiones de Enrique Sierra en torno a la compleja situación actual del mundo.  

Comentarios 02 May 2011 Sociedad

América Latina y sus luces de Independencia.

  Un breve recuento de los procesos de formación de las naciones latinoamericanas.      

Comentarios 12 Abr 2011 Sociedad

Son los niños y jóvenes quienes en mayor medida hacen uso de las nuevas tecnologías y se relacionan a partir de ellas; han crecido a la par. En cambio, los...

Comentarios 11 Mar 2011 Familia

La actividades humanas dentro de los núcleos de convivencia se reguladan a partir de normas de diversa índole (morales, sociales, culturales, políticas, etc.) que van caracterizando las actitudes del individuo...

Comentarios 07 Mar 2011 Sociedad

REALIDAD - Sociedad

A la pregunta “¿Qué quieres ser de grande?”, mi hija me respondió:

–¿Que qué quiero ser de grande? Terminas la prepa, y: “¿Qué vas a estudiar?”. Terminas la carrera, y: “¿En qué vas a trabajar?”. ¿Hasta cuándo acabarán tantas preguntas? ¿Y me vuelves a preguntar que qué quiero ser de grande? ¡Lo que quiero es jubilarme!


El tema de hoy es la adolescencia. Al terminar el curso serán capaces de identificar los procesos de esta etapa y recordarlos, porque ustedes ya la vivieron alguna vez; visualizar los conflictos por los cuáles pasa el adolescente y aprender a trabajarlos para mejorar la comunicación.


Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la adolescencia es un periodo comprendido entre los 12 y 19 años.


–Pero maestra, ¿qué no se supone que a los 18 ya son adultos?


El vocablo adolescencia deriva del latín adolescere, que significa crecer y desarrollarse. Esta etapa comprende edades muy variables de un niño a otro, pero se acepta como intervalo aproximado entre los 12 y 19 años. La pubertad describe una de las fases de la adolescencia encargada del desarrollo de la capacidad de procrear, que inicia con la primera emisión de líquido seminal en el varón, y con la menstruación en la mujer.


–Profesora, yo recuerdo mi adolescencia y no sabía lo que quería. ¿Cómo voy a saber qué es lo que quiere mi hijo?


La adolescencia es uno de los periodos decisivos de la vida de las personas, puesto que involucra decisiones importantes, como elegir una carrera. Para Irwin G. Sarason y Ronald E. Smith, el elemento fundamental de la adolescencia es obtener una identidad personal y evitar la confusión de papeles; es una lucha entre moldear la personalidad definitiva y exponerse a la angustia que causa el logro de la independencia (Sarason y Smith, 1982).


Aunque el individuo haya adquirido confianza, autonomía e iniciativa, este periodo puede estar lleno de conflictos, agitaciones y ansiedad por desenvolverse en un medio que el adolescente no conoce ni domina, y al cual muchas veces considera amenazador: el mundo adulto (Sarason y Smith, 1982).


Una perspectiva de desarrollo humano puede aportar en la adolescencia el enriquecimiento personal y social progresivo mediante la actualización de capacidades que permitan la convivencia social positiva, rescatando las necesidades personales y el progreso colectivo en un ajuste e integración (Krauskopf, 1994).


–Pero, ¿cómo reconocer por cuál etapa está cursando nuestro hijo?


Las líneas de desarrollo tienen lugar dentro de 3 periodos de la adolescencia:
temprana, intermedia y tardía (Maddaleno et al., 1992).


Se le llama adolescencia temprana (10 a 13 años) al periodo biológico peripuberal (con grandes cambios corporales). Psicológicamente, el adolescente comienza a perder interés por los padres e inicia amistades básicamente con individuos del mismo sexo. Intelectualmente, aumentan sus habilidades cognitivas y sus fantasías; no controla sus impulsos y se plantea metas vocacionales irreales. Personalmente se preocupa mucho por sus cambios corporales con grandes incertidumbres por su apariencia física.


La adolescencia intermedia (14 a 16 años) es la adolescencia propiamente dicha; cuando ha completado prácticamente su crecimiento y desarrollo somático. Psicológicamente, es el período de máxima relación con sus pares, compartiendo valores propios y conflictos con ellos.


Para muchos, es la edad promedio de inicio de experiencia y actividad sexual; se sienten invulnerables y asumen conductas omnipotentes casi siempre generadoras de riesgo. Se preocupan mucho por su apariencia física, pretenden poseer un cuerpo más atractivo y se manifiestan fascinados con la moda.


En la adolescencia tardía (17 a 19 años) casi no se presentan cambios físicos y los jóvenes aceptan su imagen corporal. Se acercan nuevamente a sus padres y sus valores presentan una perspectiva más adulta; adquieren mayor importancia las relaciones íntimas y el grupo de pares va perdiendo jerarquía; desarrollan su propio sistema de valores con metas vocacionales reales.


Es importante conocer las características de estas etapas por las cuales todos pasamos con sus variaciones individuales y culturales, para interpretar actitudes y comprender a los adolescentes, especialmente durante un embarazo. “Una adolescente que se embaraza se comportará como corresponde al momento de la vida que está transitando, sin madurar a etapas posteriores por el simple hecho de estar embarazada; son adolescentes embarazadas y no embarazadas muy jóvenes”.


Uno de los cambios más significativos que supone esta etapa es el paso de la vida familiar a la inserción en la vida social. Se espera del adolescente que la viva asumiendo una independencia donde se exprese personalmente y se dirija hacia roles y metas que tengan relación con sus habilidades. Para el adolescente, desenvolverse en un mundo cambiante implica ser competente para vivir en sociedad, requiere decidir y actuar con juicio crítico frente a los valores y las normas sociales y culturales.


- ¿Qué podemos hacer los padres?


Los padres de adolescentes se enfrentan a situaciones nuevas que son todo un reto para su misión orientadora. Quieren que sus hijos tengan seguridad en sí mismos y que no se dejen llevar por lo que hacen sus amigos, pues temen que caigan en malos pasos. Mientras tanto, las expectativas del adolescente hacia los adultos pueden ser que se le trate como adulto, que se le dé más participación, que se le escuche.


Algunos consejos sobre cómo comunicar con hijos adolescentes:


• Dar mensajes claros. Ayuda a crear una base de confianza, fomenta el buen comportamiento y ayuda a bajar los niveles de estrés en una familia.

• Tratar al adolescente con el mismo grado de respeto con el que los padres esperan que su hijo los trate. No insultarlo, no ridiculizarlo.

• Fotografía: Lourdes Castillo / Ambrosio Marmolejo & Valeria Alonzo

• Aprender a escuchar y responder con respuestas que incentiven la comunicación y eviten que el adolescente se salga del cuarto, aula o casa de un portazo.

• Emplear un tono positivo y utilizar lenguaje corporal afirmativo mientras se habla.

• No gritar. Si se le grita, la capacidad receptiva del adolescente bajará a cero. Hay momentos en los que los adolescentes creen que sus padres no los comprenden, que les hacen la vida imposible, y cuando se les grita por frustración o rabia, sólo se consigue alejarlos más. Es recomendable suspender la conversación y retomarla en otro momento.

• Ser preciso y dar detalles sobre lo que se espera del hijo.

• Evitar decir frases como “porque lo digo yo”. Explicar las razones de forma tranquila. Los adolescentes saben que la última palabra la tienen sus padres, pero es importante que sepan por qué se les pide que hagan algo que no quieren hacer, o por qué están prohibidas ciertas actitudes.

• Incluirlo en una conversación. No entrar en monólogos, sino terminar la conversación con frases que inviten a la comunicación  como “¿qué piensas tú?” o “Parece muy importante para ti, intenta explicarme por qué”.

• Lograr una coherencia entre lo que se predica y lo que se practica. Es importante dar ejemplo para tener credibilidad.

• Evitar frases negativas que más bien logran todo lo contrario, como “Si vuelves a decir eso, te voy a…” o “No te creo”.

• Escuchar con atención cuando les hable. Se recomienda no realizar otra actividad mientras el adolescente nos habla. Hay que escucharlo y ofrecerle un comentario cuando termine.


Referencias
• Craig, G. (1994). Desarrollo psicológico. Sexta edición. México: Prentice Hall Hispanoamericana, S.A.
• Krauskopf , D. (1994). Adolescencia y educación. Segunda edición. San José: EUNED.
• Maslow, Abraham (1954). Motivation and personality. Nueva York: Harper & Row.
• Sarason y Smith (1982). Fronteras de la conducta. México: Harla.
• Maddaleno, Matilde, Mabel Munist, María Inés Romero y Tomás J. Silber (1992). “Embarazo en la adolescencia”. En: Tomás J. Silber, Mabel M. Munist, Matilde Maddaleno, Elbio N. Suárez Ojeda (eds.) (1992). Manual de medicina de la adolescencia. Serie Paltex para Ejecutores de Programas de Salud, N° 20. Washington: Paltex.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar